En Venezuela hay una crisis humanitaria y violación de los DDHH

El interbloque de diputados de Cambiemos, que preside Mario Negri, junto a un grupo de legisladoras del Parlasur, recibieron esta tarde al parlamentario venezolano Williams Dávila, uno de los principales referentes opositores al régimen de Nicolás Maduro. Dávila es miembro del partido Acción Democrática y de la Mesa de Unidad Democrática, además de parlamentario del Mercosur.

En la reunión, realizada en el Salón de Honor de la Cámara de Diputados, los legisladores argentinos le transmitieron un fuerte apoyo a Dávila y el mayor de los compromisos para cimentar una estrategia en común para reclamar no sólo por el restablecimiento del orden institucional y la plena vigencia de la democracia sino también por soluciones a la crisis humanitaria que azota al país latinoamericano. “En Venezuela hay una crisis humanitaria y el mundo debe tomar conciencia de ello”, coincidieron.

“La semana pasada realizamos una sesión en minoría, sin el acompañamiento de la oposición, porque entendemos que el Congreso argentino debe hacer un pronunciamiento. Sabíamos que las movilizaciones del 19A podían dejar más muertes como saldo, y creemos que no hay más espacio para que la política argentina especule políticamente con este tema”, le dijo Negri a Dávila. “Si el pleno de la Cámara no toma una decisión, estamos propiciando que los partidos políticos realmente democráticos de la Argentina firmen un documento”, añadió el presidente del interbloque Cambiemos.

“Agredezco la solidaridad parlamentaria, y también la solidaridad plena porque Venezuela es hoy un país con crisis migratoria, hay una diáspora de 2 millones de compatriotas por todo el mundo. Por último, agradezco también la solidaridad en la lucha por darle una solución internacional a lo que sucede en Venezuela. Mi país no está sujeto al sistema interamericano de Derechos Humanos porque renunció en 2012 a él; la única alternativa que queda es la Organización de Estados Americanos, donde se está empezando a aplicar la Carta Democrática lentamente”, manifestó Dávila, quien por denunciar internacionalmente lo que sucede en su país fue acusado por el chavismo de traición a la patria y se le retiró su pasaporte, lo cual lo obliga a entrar y salir de su país de forma ilegal.

“Creemos que ha crecido enormemente la conciencia internacional luego de esos fallos bochornosos contra la Asamblea Nacional. Es el momento oportuno para hacer hincapié en la crisis humanitaria y la violación de los Derechos Humanos. El régimen de Maduro se sostiene solo con represión parapolicial y de las Fuerzas Armadas”, le manifestó Negri a Dávila.

Los diputados argentinos y su par venezolano coincidieron en la necesidad de avanzar en una campaña internacional de concientización política sobre lo que ocurre en Venezuela, poniendo hincapié en la catástrofe humanitaria y la violación de los Derechos Humanos. “Maduro debe dar cuenta de delitos de lesa humanidad ante la Corte Penal Internacional”, planteó Dávila.

Participaron del encuentro los diputados Mario Negri, Cornelia Schmidt-Liermann, Patricia Giménez, Ana Copes, Miguel Bazze, Eduardo Costa, Susana Toledo, Clara Vega, Ricardo Alfonsín, Jorge D´Agostino, María de las Mercedes Semhan, Paula Urroz, Luis Pastori, Alejandra Martínez, Alejandro Echegaray y Karina Banfi. Además, estuvieron los legisladores del Parlasur Lilia Puig de Stubrin, Osvaldo Mércuri y María Luisa Storani.

Compartir