El resultado de la Paso es una muestra de confianza pero no un cheque en blanco

El presidente del interbloque de diputados nacionales de Cambiemos, el legislador cordobés Mario Negri, aseguró hoy que el resultado de las PASO “es una muestra de confianza” para el gobierno de Mauricio Macri “pero no un cheque en blanco” a la gestión del presidente, y destacó la importancia de “administrar con humildad” ese resultado, al sostener que “los triunfos en política dan más responsabilidades que derechos”.
Cuerpo

El presidente del interbloque de diputados nacionales de Cambiemos, el legislador cordobés Mario Negri, aseguró hoy que el resultado de las PASO “es una muestra de confianza” para el gobierno de Mauricio Macri “pero no un cheque en blanco” a la gestión del presidente, y destacó la importancia de “administrar con humildad” ese resultado, al sostener que “los triunfos en política dan más responsabilidades que derechos”.
Fiel a su sentido del humor cordobés, el diputado radical consideró a las PASO como “una prueba de tanques llenos antes de la carrera definitiva en la que algunos quedan en boxes”, y sostuvo que se trata de “una selección de candidatos de los frentes que compiten entre sí”.
“No es una elección del Frente para la Victoria frente a Cambiemos. La elección viene en octubre”, sostuvo.
En una entrevista realizado en su despacho en la Cámara de Diputados con Télam, a casi una semana de las elecciones primarias, Negri puso de relieve que los comicios del domingo fueron “un click de madurez de la sociedad”.
Consideró que “no había indecisos”, sino que “había votos de Cambiemos que estaban enojosos porque esperaban resultados más rápidos pero que lo primero que resolvieron fue no volver al pasado”.
“En todo caso, algunos nos votaron con enojo, por eso creo que el resultado es una muestra de confianza al gobierno pero no un cheque en blanco; el presidente lo tiene presente”, afirmó el diputado cordobés.
En ese sentido, Negri evaluó que “nos quedan 60 días para que esto se legitime”, al sostener que “los triunfos cuando se dan en política es cierto que dan derechos pero dan más responsabilidades que derechos y eso en Cambiemos lo tenemos claro”.
Apuntó que “se pensaba que un triunfo muy fuerte de Cristina iba a convertir a su figura en un plebiscito nacional y la sorpresa fue que el mapa político de las PASO nos llenó de novedades en el interior que equipararon el empate no finalizado del recuento de la provincia de Buenos Aires”.
Al hacer un pormenorizado análisis del resultado en todo el país, el jefe de la bancada oficialista puso de relieve que “se mantiene inalterable la relación del presidente con los cordobeses y además eso se extendió en un cordón productivo que va de la costa del Uruguay a Los Andes pero lo comenzó en Corrientes, Entre Ríos, Córdoba, La Pampa, Santa Cruz y San Luis”.
Si bien admitió que “todos pensaban que la economía no era el capital que iría a pagar políticamente muchos triunfos, ya que todavía no tiene nivel de aprecio de muchos sectores de la sociedad, en ese cordón fue dónde primero empezaron las señales de recuperación de la economía”.
Destacó además como “un avance cultural” lo que denominó el principio “del fin de los sistemas feudales”, al señalar que “el cambio se instaló en San Luis, La Pampa y sobre todo en Santa Cruz, que sirvió de ejemplo, porque no hay que viajar tanto a Venezuela para ver qué pasa. Santa Cruz fue un golpe muy fuerte simbólicamente”.
Sin embargo, y a pesar del resultado de las elecciones con sabor a triunfo para Cambiemos, Negri puso de relieve la necesidad de “administrar con humildad” esos datos, al advertir que se trata de “un voto de confianza en una sociedad muy líquida, de voto muy volátil”.
Para el diputado cordobés, “la gente estuvo dispuesta, aún con el sacrificio de la economía, a apostar a la confianza y no retroceder, cuestión que antes no sucedía porque se aprovechaba una elección intermedia para castigar al gobierno”.
Consultado sobre cómo quedará el oficialismo si se repiten en octubre los resultados del domingo pasado, Negri se mostró optimista en que Cambiemos alcance “un interbloque de 104 o 105 legisladores”, lo cual dijo, “acorta las necesidades de búsqueda de acuerdos, ya que vamos a necesitar la mitad de los 50 que hoy requerimos para llegar a los 129”.
En el último tramo del reportaje, y al ante una consulta sobre cómo quedará la Alianza Cambiemos tras esos resultados, el diputado cordobés comparó a ese espacio con “un prototipo que se construyó entre diferentes, que encontraron un orden de prioridades para juntarse con el fin de frenar el populismo, reconstruir la República, luchar contra la corrupción y no resignarnos a que la pobreza se quede eternamente con 13 millones de compatriotas”.
“Por esos motivos”, continuó Negri, “el radicalismo tomó una decisión en la Convención de Gualeguaychú y realizó un salto sin red que fue exitoso hace dos años y en las PASO del domingo”, al hacer referencia a la reunión partidaria de marzo de 2015 que resolvió en esa ciudad entrerriana y en medio de un fuerte debate acompañar la postulación de Macri de cara a las presidenciales de ese año.
Para el diputado cordobés, en tanto, “el secreto no es medir quién es más fuerte en Cambiemos sino saber que existirá en la medida de que no falte ninguno de los que la integran”, en referencia a la UCR, el PRO y la Coalición Cívica, y subrayó que hasta ahora “fuimos muy eficaces como alianza parlamentaria pero no una coalición de gobierno clásica”.

El kirchnerismo “no será nunca más modelo para enamorar a los argentinos”

El presidente del interbloque de diputados de Cambiemos, Mario Negri, aseguró hoy que el kirchnerismo “nunca más” será “un modelo para enamorar a los argentinos”, al considerar que el Frente para la Victoria “hizo del Estado y del populismo una construcción de poder y hoy se ha reducido a esperar si Cristina Fernández desempata en la provincia de Buenos Aires y a un puñado de votos en el resto del país”.
Negri sostuvo que “hasta hace 19 meses el Frente Para la Victoria era dueño de la vida y hacienda de los argentinos”.
En una entrevista con Télam, a casi una semana de las elecciones primarias abiertas y simultáneas, el presidente del interbloque de diputados de Cambiemos e integrante de la denominada mesa chica del gobierno de Mauricio Macri, consideró que la ex presidenta “seguirá teniendo vigencia en la banca” pero, dijo, “el peronismo deberá reorganizarse” tras el resultado de las PASO.
Para el diputado radical, “aunque Cristina grite y hable de fraude, el Frente para la Victoria es natural que no tienda a desparecer” pero, advirtió, que “entró en un letargo que va hacia el final, que tiene efectos residuales”.
Finalmente, el diputado radical insistió en que la ex presidenta “intentó que la sociedad tenga amnesia con el pasado: se olvidó de saludar a Maduro que estaba con problemas, se olvidó de defender a De Vido y se dedicó a ofrecerse de canal de protesta de los que estaban enojados con el gobierno por algún motivo”.
“Tenía un problema y era que el pasado es ella y sólo hacía 19 meses que había dejado el gobierno”, completó.

Schiaretti se equivocó al polarizar con el presidente

El presidente del interbloque de diputados de Cambiemos, Mario Negri, celebró hoy el amplio triunfo de Cambiemos en Córdoba y sostuvo que el gobierno que encabeza Juan Schiaretti, “se equivocó” en la estrategia de cara a las PASO, al advertir que el mandatario provincial “salió a polarizar” con el presidente Mauricio Macri “en la desesperación de la campaña por encontrar un espacio”.
“Schiaretti se equivocó. Creo que el gobierno de Córdoba está fatigado. Creyeron que la pelea era contra el centralismo porteño y en realidad este gobierno, si bien no le ha devuelto todo lo que necesitarían las provincias, terminó con la discriminación, recuperó el diálogo, reconoció sus deudas, está haciendo obras y no le pregunta el color político ni les cobra por lo que se hace”, advirtió Negri.
En una entrevista con Télam, a casi una semana de las elecciones primarias, el presidente del interbloque de diputados nacionales del oficialismo realizó un balance del amplio triunfo obtenido por Cambiemos en la provincia y consideró que el gobierno de Córdoba “se “equivocó en la desesperación de la campaña, por encontrar un espacio”.
“Se equivocaron en cómo polarizaron. El gobernador salió a polarizar con el presidente”, dijo.
De esta manera, Negri hizo referencia a los resultados obtenidos de las PASO de Córdoba, donde la lista de Cambiemos, que encabezó Héctor Baldassi, se impuso por una diferencia de 16 puntos, al reunir el 44,51% de los votos frente al 28,58% a favor de Unión por Córdoba (UCP), encabezada por el vicegobernador Martín Llaryora, ex intendente de San Francisco.
Según el diputado cordobés, el gobierno de Schiaretti “no midió” la dimensión del reconocimiento “que tiene en la provincia el presidente”, quien eligió Córdoba para cerrar la campaña de las elecciones primarias y visitó la provincia en varias oportunidades antes de las PASO, sumando 9 las veces que viajó a ese distrito desde que asumió la Presidencia en diciembre de 2015.
Córdoba renovará nueve diputados nacionales en las elecciones de octubre: Diego Mestre, Brenda Austin, Soledad Carrizo y Héctor Baldassi (Cambiemos); Andrés Guzmán (Movimiento Evita) y Ernesto Bernabey (monobloque kirchnerista); Agustín Calleri, María Eugenia Brezzo y Blanca Rossi (Unión por Córdoba-UNA).

Compartir