El presidente del Interbloque de Cambiemos en Diputados, Mario Negri fue elegido una vez mas (la anterior fue en el 2015), como el legislador mas laborioso de la Cámara Baja, tras una encuesta realizada por el semanario Parlamentario, a senadores, diputados, asesores y periodistas.

“Muy contento por este premio que lo voy a honrar con mas trabajo y responsabilidad”, dijo Negri.

A Continuación la nota completa de el semanario “El Parlamentario”:

Puede pasar, pero no siempre ocurre. Y esta vez sí se dio que propios y extraños coincidieran en lo acertado del resultado de la encuesta para determinar los ganadores de los Premios Parlamentario 2017. Sobre todo en lo que hace a las principales distinciones, que correspondieron a los presidentes de las bancadas más nutridas de ambas cámaras: el diputado nacional Mario Negri y el senador nacional Miguel Angel Pichetto.

Ambos ya saben de lo que significa haber ganado el premio principal. En el caso del rionegrino, dos veces se alzó con la máxima distinción. En 2004, cuando Pichetto ganó el premio principal del Senado, mientras que Graciela Camaño se imponía en la Cámara baja; y en 2012, oportunidad en que el ganador de Diputados fue Gustavo Ferrari, actual ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires.

El radical cordobés ganó más cerca en el tiempo, en 2015, cuando en el Senado el principal ganador fue el salteño Rodolfo Urtubey.

El modo de selección de los galardones que entrega Parlamentario cada año consiste en una encuesta que se realiza entre diputados, senadores, asesores y periodistas legislativos, quienes deben mencionar en orden de importancia a los cinco hombres y mujeres que en cada cámara mejor han trabajado. El primero obtiene así 5 puntos, el segundo 4, el tercero 3, el segundo 2 y el primero 1.

De ahí surgen los ganadores de cada encuesta que desde 1992 -y con excepción de 1993-, este medio viene realizando no sólo en el Congreso de la Nación, sino también en la Legislatura de la provincia de Buenos Aires y la Legislatura porteña.

La Cámara alta

Convertido por imperio de las circunstancias en la figura institucional más importante del peronismo, lo de Miguel Pichetto trasciende lo puramente legislativo. Hombre de consulta de propios y extraños, se da con él la circunstancia de que dirigentes de todos los sectores del peronismo peregrinan hacia su despacho en el Senado. Y bien se sabe también que desde el oficialismo es el hombre de contacto clave pues, como se acostumbra a decir y Parlamentario lo ha remarcado más de una vez, Pichetto tiene las llaves del Senado.

Y un dato más para realzar el valor de su distinción es la cantidad de votos obtenidos: 210, que lo encaramaron bien alto en la elección de este año.

Resultó segundo en la encuesta el ganador principal de 2016, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, que obtuvo 116 votos. Hombre clave para el oficialismo en la Cámara alta, Pinedo se repartió en el recinto en el doble papel de participar activamente en las sesiones desde su banca y conduciéndolas, pero también es de resaltar un dato sustancial: es el hombre del oficialismo que participa en todas las negociaciones de esa Cámara.

Completa el podio en el Senado otra oficialista, la radical Silvia Elías de Pérez. Con 97 puntos, la legisladora tucumana ascendió un lugar con relación a 2016, cuando había figurado tercera. Presidenta de la Comisión de Salud, Elías de Pérez suele ser una voz de peso dentro del oficialismo, defendiendo diversas leyes enviadas por el Poder Ejecutivo. En ese marco ha resaltado por ejemplo y recientemente los lineamientos del proyecto de Presupuesto 2018, afirmando que “el latiguillo del “ajuste” no se sostiene por ningún lado”.

El cuarto lugar correspondió a un senador de peso como es Juan Manuel Abal Medina, que deja este año el Congreso. Su envergadura la da por ejemplo que presida nada menos que la Comisión de Presupuesto y Hacienda, y sea vicepresidente de la Comisión de Defensoría del Pueblo, de la de Reforma Tributaria y de la de Servicios Ferroviarios de Pasajeros Estrella del Valle y del Tren del Dique. También preside la Bicameral Interparlamentaria Argentino-Mexicana. Abal Medina matizó su activa participación legislativa con la actividad electoral, pues fue candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, donde jugó junto a Florencio Randazzo. Muy ligado a las organizaciones sociales por su militancia dentro del Movimiento Evita, fue un activo impulsor en el Congreso de la emergencia alimentaria. Además, junto a Marina Riofrío, impulsó el proyecto convertido en ley para quitarle la patria potestad a los homicidas de sus parejas. Desde su banca impulsó la creación de la Oficina de Presupuesto del Congreso, que terminó concretándose en los últimos meses y que era una demanda de mucho tiempo.

El quinto lugar es para el radical formoseño Luis Naidenoff, que tuvo 78 votos, y que coronó un año muy prolífico siendo elegido por sus pares para encabezar nada menos que el interbloque de Cambiemos durante el próximo período. En las últimas elecciones fue reelecto como senador por la minoría en su provincia, Formosa.

Julio César Cobos ocupó el sexto lugar de la votación, con 74 unidades. Activo legislador, quien presidiera la Cámara alta entre 2007 y 2011, está al frente de la Comisión de Relaciones Exteriores y tiene gran participación en iniciativas de todo tipo. Por ejemplo fue el autor del proyecto convertido en ley para declarar como Día del Padre el 24 de agosto. También fue autor, entre otras iniciativas, de una relacionada con los pacientes con fibrosis quística.

Un escalón más atrás se ubicó el senador entrerriano Pedro Guastavino, con 69 puntos. Presidente de la Comisión de Justicia y Asuntos Penales, fue uno de los legisladores más activos de su bancada, habiendo pasado por esa comisión numerosas iniciativas clave, como la reforma del Ministerio Público Fiscal, trabada por estos días en la Cámara alta. Entre otras iniciativas, su papel fue clave en el proyecto de la penalización de la tenencia de pornografía infantil.

En el octavo puesto se ubicó el chaqueño Angel Rozas. Con 63 puntos, el exgobernador chaqueño participó activamente del trabajo en el Senado por su encumbrado rol de presidente del interbloque Cambiemos. Cargo que dejó el 26 de septiembre, cuando presentó su renuncia indeclinable por diferencias con la Casa Rosada. Con todo, siguió conduciendo el bloque radical, puesto que mantendrá durante el próximo período.

Con 58 puntos se ubicó en el noveno lugar la rionegrina Magdalena Odarda. Muy prolífica, es la senadora que más proyectos presenta cada años, y este fin de año la encontró bregando por la norma que otorga subsidios de las ART a los bomberos voluntarios. También es recordada su oposición enconada a la construcción de una central nuclear en su provincia.

Cierra el cuadro principal de los premiados la senadora Liliana Negre de Alonso. Decana del Senado donde está desde 2001, la puntana estuvo en su banca durante tres períodos. Presidenta de la Comisión de Educación y Cultura, promovió entre otras iniciativas este año la ley de educación en la primera infancia, nutrición y estimulación temprana. Se la extrañará a partir del 10 de diciembre.

En la Cámara baja

Mario Negri acaba de ser confirmado al frente del interbloque Cambiemos por un nuevo período, y lo suyo es doblemente meritorio porque le toca encabezar la bancada de un oficialismo que a diferencia de otros atravesará toda la gestión presidencial siendo minoría. En ese contexto, el Poder Ejecutivo no puede quejarse por el papel del oficialismo, sobre todo en la Cámara baja, donde es primera minoría y se dan los debates más vibrantes. Reconocido especialmente por el presidente de la Nación, Mario Negri concluye el año con perspectivas de presidir incluso la Unión Cívica Radical. En la Cámara baja logró alzarse con el triunfo por 148 votos.

El segundo lugar correspondió a otra radical, una diputada reconocida como las jóvenes promesas del oficialismo, aunque en realidad ya es toda una realidad. Gabriela Burgos obtuvo 101 puntos, que la potenciaron a ese lugar destacado, luego de que en 2016 se ubicara en noveno lugar. Presidenta de la Comisión de Legislación Penal, por donde pasan proyectos clave, su papel es vital, tanto allí como en el recinto, donde suele ser miembro informante de iniciativas como la ley que castiga la corrupción empresaria, recientemente aprobada.

Completa el podio la más ganadora de los Premios Parlamentario en ambas cámaras, Graciela Camaño, quien se alzó con la estatuilla en cinco oportunidades; la última, en 2016. Presidenta del bloque Federal Unidos por una Nueva Argentina, la diputada tiene un rol central en las sesiones, como sin ir más lejos sucedió en la última sesión de la Cámara alta, cuando de madrugada las mujeres lograron imponer el tratamiento y aprobación de la ley de Paridad de Género.

En el cuarto lugar se ubicó, con 93 puntos, el diputado macrista Pablo Tonelli. El presidente de la estratégica Comisión de Asuntos Constitucionales tuvo participación en muchos de los proyectos más trascendentes impulsados por el Gobierno, y es una pieza clave de Cambiemos en el Consejo de la Magistratura. Allí su accionar fue vital en el desplazamiento del camarista Eduardo Freiler.

88 puntos tuvo el diputado del massismo Marco Lavagna, que por primera vez así accedió al “top ten” de los Premios Parlamentario. Economista destacado, es reconocido por el propio oficialismo que le admite muchas de las modificaciones a las leyes que promueve. Un hombre de peso en las comisiones y en los debates en particular de las normas económicas.

Con sus 85 puntos, el mendocino Luis Petri vuelve a estar por segundo año consecutivo en el cuadro de honor de los Premios Parlamentario. Presidente de la Comisión de Seguridad Interior, este joven diputado radical fue voz cantante entre otros temas en la sanción de la ley que limita la libertad de condenados por delitos graves.

Un escalón detrás apareció, con 83 votos, el presidente del bloque FpV-PJ de la Cámara de Diputados, Héctor Recalde. Ganador del premio principal en el año 2009, tiene la importancia que le corresponde por encabezar el bloque más numeroso de la oposición. Concluye así su mandato como legislador, en el que tanto se destacó y siempre fue reconocido a la hora de otorgar los Premios Parlamentario.

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda -clave si las hay- se ubicó en el octavo lugar, con 79 puntos. Hablamos del santafesino Luciano Laspina, que renovó este año su banca y es uno de los jóvenes integrantes de la nueva guardia legislativa. Principal estandarte del oficialismo en los debates económicos, Laspina tiene merecimientos de sobra para ser nuevamente distinguido.

Otro joven destacado de Cambiemos es el que ocupa el noveno lugar. Con 75 puntos, el presidente del bloque Pro de la Cámara baja, Nicolás Massot, se destacó mucho este año, siendo reconocido por propios y extraños por su capacidad como operador político y fundamentalmente a la hora de anudar acuerdos con la oposición.

El cuadro de los diez diputados más destacados lo cierra la catamarqueña Myriam Juárez, que sumó 71 puntos. Presidenta de la Comisión de Economías y Desarrollo Regional, su principal tarea fue la que desempeñó allí a lo largo del año. Fue una de las comisiones que más trabajó, no solo en el Congreso, sino también en el interior del país, adonde concurrió reiteradamente para tomar contacto con los productores locales y fundamentalmente atender sus reclamos.

 

Compartir