El diputado nacional del radicalismo, Mario Negri, presidente del interbloque Cambiemos en la Cámara baja, estuvo en la casa radical de Paraná para abrir el ciclo académico 2017 del Rectorado UCR, junto al analista internacional Carlos Pérez Llana. La disertación se dio en el marco de un ciclo de formación política de dirigentes del centenario partido. “El kirchnerismo deberá pasar mucho tiempo en el purgatorio”, consideró y defendió el rol estratégico de la UCR en Cambiemos.

El jefe de la bancada oficialista repasó la actualidad nacional e internacional. “Creo que la política hoy está llena de interrogantes; estamos con un mundo muy complejo. Hay que mirar lo que pasa afuera en simultáneo con los desafíos que tenemos por delante en un país que todavía no sale de los graves problemas y la grave crisis que tiene”, pronunció el diputado Negri.

Como integrante de uno de los partidos de la coalición gobernante, el dirigente expresó que el radicalismo “está bien y fuerte” dentro de Cambiemos: “Creo que un radicalismo mudo sería un radicalismo muerto, pero creo que no han desaparecido los motivos por los que el radicalismo tomó esa decisión tan difícil que fue construir Cambiemos”, evaluó.

“No quiero simplificar como dicen algunos que de no haber sido así estaríamos como en Venezuela, pero quedaba el modelo de un país explosivo socialmente, que vivía sobre la base de la ficción, la concentración de poder, la desaparición de la República y asilado del mundo”, disparó.

“Estamos saliendo de la crisis. Creo que es una economía de serrucho: un mes tiende hacia el crecimiento y otro hacia la baja, pero creo que el segundo trimestre será positivo. No hay que esperar crecimientos explosivos de la economía, pero que se irá ordenando y la inflación va la baja decididamente”, afirmó para asegurar luego que “las inversiones pausadamente llegarán al sector productivo”.

“El tema que seguirá siendo urgente en este país es la mayor inmoralidad que puede tener una sociedad que es la cantidad de pobres y el Gobierno está muy comprometido”, consideró Negri.

Compartir