Fiscales contra la impunidad: el legado de Strassera

El presidente del bloque de Diputados Nacionales de la Unión Cívica Radical (UCR), Mario Negri, presentó hoy un proyecto de Declaración de homenaje al Dr. Julio César Strassera, a una semana de su fallecimiento en la ciudad de Buenos Aires.

El proyecto de Negri declara su “profundo pesar” por la partida del jurista, “histórico fiscal del Juicio a las Juntas Militares, luchador incansable por los Derechos Humanos y pilar del retorno de la democracia en Argentina”.

En los fundamentos de su proyecto, Negri sostiene que “Hoy despedimos al Dr. Julio César Strassera, un actor inolvidable de la historia argentina, ex fiscal federal, que en 1985 pronunció el histórico alegato del Juicio a las Juntas, incansable luchador por los Derechos Humanos, y un pilar indiscutible del retorno a la democracia”.

“Sin duda alguna, Julio Strassera fue una de las figuras más valientes y comprometidas con las luchas que ha atravesado la sociedad argentina en las últimas décadas. Su compromiso y coraje en la defensa por los derechos humanos debe obligarnos a levantar esa bandera hasta el final de nuestros días”, afirmó el jefe de los diputados radicales.

“Creemos que no hay mejor homenaje para Strassera que continuar con su legado: seguir luchando por las instituciones, la democracia y los derechos humanos con su misma entrega, decisión e intensidad”, agregó.

“Conocido universalmente como el Nuremberg argentino”, señaló Negri, “el Juicio a las Juntas por crímenes de lesa humanidad cobró impulso por la decisión política del presidente Raúl Alfonsín -demostrando prematuramente sus dotes de estadista e intérprete de las aspiraciones de la sociedad argentina-, el infatigable compromiso de organizaciones de derechos humanos y un laborioso y metódico trabajo de acusación, liderado por el fiscal Strassera”.

“Desde entonces a la fecha, el juicio se ha convertido en hito de la institucionalidad democrática y la defensa de los derechos humanos, internacionalmente reconocido. Su sustanciación marcó un punto de referencia para los procesos de transición democrática, particularmente en América Latina, valiendo como precedente de cara a evitar la impunidad de dictadores y cómplices. El Dr. Strassera será un símbolo insoslayable de tal instancia histórica”, destacó Negri.

El proyecto del diputado cordobés recuerda que el juicio a las juntas, primer antecedente en el mundo donde un tribunal civil juzga y condena a militares acusados por genocidio, tuvo lugar entre el 22 de abril y el 14 de agosto de 1985. La causa se instruyó como consecuencia del Decreto N° 158 del Poder Ejecutivo Nacional, firmado por el presidente Alfonsín apenas tres días después de su asunción el 10 de diciembre de 1983, y trató 281 casos -de los 709 aportados originalmente por la fiscalía- contenidos dentro de la invaluable documentación presentada por el Informe de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep).

La iniciativa parlamentaria de Negri recuerda, también, el paso de Strassera por la ONU, como representante argentino ante el concierto de las naciones, designado por el presidente Alfonsín en 1987. Y su crítico bregar en contra de los indultos concedidos por el presidente Carlos Menem, en los ’90.

“Para el fiscal del juicio a las Juntas, ese perdón constituyó una verdadera inmoralidad. Tras recobrar la libertad los genocidas que él mismo había acusado, el Dr. Strassera advirtió entonces de la gravedad que tal decisión entrañaba, pues el mensaje para la sociedad era que cualquier comportamiento puede quedar impune”, subrayó Negri en su proyecto.

“Pero sin dudas la imagen de Julio César Strassera quedará por siempre asociada con la del fiscal que acusó a los responsables del terrorismo de Estado durante los años crueles, por utilizar la expresión que da título al iluminador libro de Hipólito Solari Yrigoyen”, agregó el presidente de la bancada radical.

Negri rescata una entrevista que Strassera concedió a Felipe Pigna, publicada por el sitio argentino El Historiador. Allí, el notable fiscal compara la experiencia de nuestro país con los juicios de Nuremberg, destacando las favorables originalidades del caso argentino. Y cita in extenso la opinión de Strassera:

“Desde el punto de vista moral, este juicio participó de las mismas necesidades que los juicios de Nuremberg y desde el punto de vista jurídico, lo supera al juicio de Nuremberg. Y le voy a decir por qué. Los juicios de Nuremberg fueron criticados nada menos que por gente insospechada de fascismo como don Luis Giménez Gazúa [sic, probablemente Strassera haya mencionado al jurista español Luis Jiménez de Asúa, que murió en el exilio en Argentina huyendo del franquismo], profesor de derecho penal. Fueron criticados porque se estableció un ‘tribunal especial’, que era un tribunal del vencedor, porque se había aplicado la ley penal de forma retroactiva. Esto no ocurrió en el juicio de Buenos Aires. Fue un juicio jurídicamente impecable y esto ha tenido una enorme trascendencia”.

Como conclusión de su homenaje, Negri citó las célebres palabras finales del alegato de Strassera en el juicio a las Juntas, “que ya pertenecen a la sociedad argentina pasada, presente y futura”:

“Señores jueces: quiero renunciar expresamente a toda pretensión de originalidad para cerrar esta requisitoria. Quiero utilizar una frase que no me pertenece, porque pertenece ya a todo el pueblo argentino. Señores jueces: Nunca más“.

Compartir