El presidente del Bloque de diputados nacionales de la UCR , Mario Negri , afirmó: “Sin una nueva ley de Ministerio Público que garantice plenamente  la independencia de los Fiscales la reforma a la ley procesal penal, propuesta por el gobierno, es como un caramelo pero con veneno”.

“En efecto, somos muchos los que bregamos hace tiempo por la sanción de un sistema acusatorio que deslinde las funciones de acusar con las de juzgar, de modo de respetar cabalmente nuestro texto constitucional y establecer las condiciones para un procedimiento más ágil y transparente. Pero como el manejo de la acción penal pasa a manos de los Fiscales  es imprescindible una Ley de Ministerio Público que garantice adecuadamente su independencia y, a la vez, establezca procedimientos de control internos y externos, para evitar abusos y el riesgo de la impunidad.”, continuó Negri.

Destacó que “esta necesidad se ve acrecentada en la situación actual, en la que nos encontramos ante un Ministerio Público colonizado y que cuando un fiscal quiere investigar el poder , como Campagnoli, la respuesta del Procurador General es tratar de removerlo de su cargo”.

“Por otra parte, hay que discutir el proyecto que exhibe algunas falencias intolerables, como el retorno al concepto de la ‘conmoción social’ de la dictadura para privar de libertad a las personas o la cuestión de las expulsiones de extranjeros, que viola el principio de territorialidad para la aplicación de la ley argentina y constituye una desigualdad irritante. Quienes cometan delitos en el suelo argentino deben ser juzgados cualquiera sea su nacionalidad, sin perjuicio de extraditar a los  extranjeros luego de la condena”, concluyó Negri.

Compartir