El bloque de diputados nacionales de la UCR, en una de sus reuniones durante 2014.

Por Mario R. Negri

Presidente del Bloque de Diputados Nacionales

Unión Cívica Radical

Toda la producción de la Unión Cívica Radical durante el último año parlamentario está contenida en las 160 páginas del Informe a la Convención Nacional del partido, que tuve el honor de presentar el fin de semana pasado en Gualeguaychú, provincia de Entre Ríos.

Un total de 505 proyectos de Resolución presentados, 431 proyectos de Ley, 89 proyectos de Resolución aprobados y una docena de proyectos de Ley aprobados o dictaminados (que incluyen la ampliación de la cobertura del Programa Médico Obligatorio, creación de un régimen especial de prevención de muerte súbita en espacios públicos, actualización semestral de montos máximos de la línea de crédito para el acceso a la vivienda ProCreAr  y la promoción del juicio político al vicepresidente Amado Boudou, entre otros) son parte del detalle minucioso de toda la actividad desplegada por los 37 diputados nacionales del Radicalismo de diciembre de 2013 a diciembre de 2014.

Toda esta enorme producción cobra mucho más valor si se tiene en cuenta el contexto institucional adverso en el que la impulsamos, con una Cámara de Diputados convertida prácticamente en apéndice del Poder Ejecutivo y apenas con un puñado de sesiones ordinarias convocadas durante el año.

informe_convencion_ucr_gualEn la nota de introducción al Informe, lamento la entronización y abuso del recurso de la “sesión especial”, práctica parlamentaria que considero dañina para la democracia interna del Congreso, cuyo funcionamiento debería ser ejemplar para la vida democrática nacional en su conjunto.

Sabemos que en el marco de la “sesión especial” sólo se abordan los temas que motivan específicamente su convocatoria, con lo cual se bloquean mecanismos de proactividad de todos los bloques y se vulneran principios de pluralidad y diversidad ideológica, inherentes a nuestro accionar y a nuestra responsabilidad como representantes.

Un año intenso y dinámico, pero…

Al presentar el trabajo, destaqué al año 2014 por su dinamismo e intensidad, si bien aclarando que tal ritmo fue impuesto casi exclusivamente por la agenda del Poder Ejecutivo. Esto constituye una evidencia más del escaso apego al equilibrio de poderes, al respeto por la diversidad en la representación política y a prácticas consuetudinarias de convivencia institucional dentro del Congreso, algo característico de la última década de gestión.

Enfaticé que, en este escenario, prima la verticalidad Ejecutivo-Legislativo, los excesivos márgenes de discrecionalidad al momento de fijar agendas legislativas y la renuencia de la bancada oficialista a introducir en los proyectos perspectivas que difieran de las del gobierno.

Pese a todo, sostuve que la Unión Cívica Radical ha ejercido su condición de principal fuerza de oposición a través de la toma de posiciones enérgicas en los diferentes temas tratados, la búsqueda de consensos con el resto de los bloques y el aprovechamiento de mecanismos institucionales -como el de las audiencias públicas- para contrabalancear las falsas épicas con las que llegaban revestidas algunas de las iniciativas del oficialismo, poner al descubierto aquello que dichas iniciativas solían silenciar y fijar tópicos alternativos a los propalados por el discurso oficial.

Las audiencias públicas, otras voces

Precisamente en relación con las audiencias públicas, el bloque de la UCR promovió cinco durante el año parlamentario: dos en apoyo al trabajo del fiscal José María Campagnoli (18 de diciembre de 2013 y 10 de julio de 2014), una para debatir los efectos de la inflación y la devaluación (26 de febrero de 2014), otra para abordar la cuestión del Memorándum de Entendimiento con Irán, tras la declaración de inconstitucionalidad por parte de la Cámara Federal (18 de marzo de 2014) y una quinta que propuso la temática “Narcotráfico, el desafío de la política actual” (14 de agosto de 2014).

Estas audiencias públicas abrieron espacios para el debate en torno a cuestiones candentes en la sociedad, con la intervención de expertos y representantes de las organizaciones de la sociedad civil, además de todas las voces del arco político.

En el Informe a los convencionales de la UCR puse también sobre relieve que la intensidad y el dinamismo del año legislativo fueron, en muchos casos, a expensas de la profundidad y la seriedad en los debates.

En tal sentido reiteré que, en la actualidad, en lugar de un Poder Legislativo con márgenes de capacidad autónoma para establecer sus asuntos y discutirlos a fondo, tenemos que afrontar debates en medio de las premuras circunstanciales del gobierno, con todo el menoscabo que ello implica para la calidad y el compromiso técnico de las leyes.

Citas anodinas con el Jefe de Gabinete

Pero, algo paradójicamente, también fue el caso de lo contrario: demasiado tiempo dedicado a naderías. Y puse como ejemplo el farragoso palabrerío del Jefe de Gabinete, en sus informes ante el Congreso en 2014. Lejos de toda la efervescencia de los temas que preocupan en el día a día a la sociedad argentina, esos informes reflejaron la morosidad y la anodina despreocupación de un Poder Ejecutivo que parece visualizar a los legisladores como meros elementos decorativos de una puesta en escena.

Finalmente, ponderé el trabajo de todo el bloque radical durante 2014. Hemos recogido el guante ante cada desafío con suma responsabilidad, con profesionalismo y creatividad, y con el entusiasmo propio de nuestro sentido de pertenencia a un partido político, actor clave ante cada coyuntura histórica.

La Unión Cívica Radical ha respondido con decisión, liderazgo, vocación de diálogo y, sobre todo, con protagonismo político en los distintos episodios que han jalonado el año parlamentario.

Un esfuerzo colectivo

Agradezco a todos los diputados, asesores y colaboradores, tanto del área Legislativa como Administrativa, por el intenso y prolífico trabajo desplegado durante todo el año, dedicación que se ve claramente reflejada en las páginas del Informe.

También agradezco a mis pares de otros bloques políticos, como a su personal, junto a quienes hemos compartido muchas de las iniciativas llevadas a cabo en 2014.

La presentación del Informe anual a la Honorable Convención del partido está establecida por el artículo 8° de la Carta Orgánica de la Unión Cívica Radical.

Compartir