“Cambiemos va ganar en el país”

El presidente del interbloque Cambiemos de Diputados, Mario Negri, se mostró confiado en que la coalición oficialista Cambiemos “va a ganar en el país” en las elecciones del domingo porque es “la fuerza política más homogénea a lo ancho y largo del país” mientras que “el efecto residual del modelo de la década ganada”, como definió al kirchnerismo, “no va a pasar del 10 o 12 por ciento”.

En una entrevista con DyN, el jefe radical estimó que el oficialismo se impondrá en la Capital Federal, en provincias como Córdoba, Santa Fe, Mendoza y Jujuy y no descartó que también obtenga la mayor cantidad de votos en el distrito bonaerense.

Negri estimó que para el próximo período legislativo, el bloque oficialista en Diputados tendrá “cien legisladores”, pero remarcó que Cambiemos enfrentará “una nueva geografía política por las incorporaciones y las decisiones políticas que se tomen”.

A continuación los tramos más importantes de la entrevista:

– DyN: ¿Cuál es la perspectiva del oficialismo para el Congreso que viene?
M.N: Parto de la base de que Cambiemos va a crecer pero no vamos a tener la mayoría absoluta y nadie la va a tener. Lo que indica necesariamente que después de las elecciones hay que acordar los temas pendientes.

-DyN: ¿Cuál es el piso de legisladores que podría alcanzar Cambiemos?

– M.N: Va a andar en los cien legisladores, quizás un poco más y vamos a tener más senadores. Vamos a estar frente a una nueva geografía política por las incorporaciones y las decisiones políticas que se tomen. Me interesa más pensar en las asignaturas que tiene la Argentina después de haber comenzado un proceso de cambio, pero tratando de no retroceder.

DyN: ¿Qué sería no retroceder?

– M.N: Se debe partir de la base de si queremos recuperar la Argentina con un proceso firme y gradual o si creemos que se recupera volviendo atrás o con una política de shock sin sustento social, lo que es imposible. Un camino gradual requiere de una base y un consenso político.

-DyN: ¿Y cómo van a contrarrestar el poder político de la ex presidenta?

-M.N: Me sorprendo cuando Cristina llama a votar contra el ajuste cuando dejó 360 mil millones de déficit, 13 millones de pobres y 720 por ciento de inflación. El gobierno está confrontando con el pasado porque el pasado es candidato y tenemos la necesidad de no entretenernos peleando con el pasado sino mirando el futuro inmediato.

-DyN: ¿El kirchnerismo pierde poder en el Congreso?

-M.N: Sí. Tenemos el Frente para la Victoria atomizado y francamente hay una recuperación de autonomías provinciales gobernadas por el peronismo. Pero aún perdiendo, Cristina llega a ser senadora y van a tener que hamacarse para encontrar un dirigente que se anime a disputarle el poder dentro del peronismo. Hasta ahora veo que le amagan pero le hacen señales de humo.

DyN: ¿Qué pasa si pierde Cambiemos?

M.N: Eso es parte de la percepción de algunos dirigentes que creen que la Argentina es la provincia de Buenos Aires. No le quito el peso electoral que tiene Buenos Aires, pero Cambiemos va a ganar en el país y el efecto residual del modelo de la década ganada no va a pasar del 10 o 12 por ciento. Lo paradójico de esta elección es que el capital político de Cristina está en el lugar donde ella profundizó más la pobreza: el conurbano.

-DyN: ¿En qué provincias Cambiemos tiene la mejor intención de voto?

-M.N: Cambiemos va a ganar nacionalmente y va a ganar en CABA, va a terminar ganando Buenos Aires, Entre Ríos, Mendoza, La Rioja, Córdoba y Santa Fe. La fuerza política más homogénea a lo ancho y largo del país va a ser Cambiemos.

-DyN: Esta elección ¿puede servir de reordenamiento del peronismo?

-M.N: Es necesario que así sea. Lo que no sé es cuántas derrotas aguanta el peronismo y eso me preocupa como argentino porque la necesidad de la gobernabilidad está atada, no solamente a que te voten una ley, sino a que encontremos un punto en común de perfil de país para que el día que no gobierne Macri encuentren una visión básica y una mirada frente al mundo.

– DyN: ¿Cómo puede ser la relación entre el gobierno y esas provincias con más poder en el Congreso? –

M.N: Ya pusimos a prueba la condición de minoría y con diálogo pudimos sancionar leyes importantes. Es mentira que si la agenda sale mal complica solo al gobierno nacional, la agenda debe salir bien para todos. El problema del déficit, por ejemplo, es de todos: nación, provincia y municipios.

– DyN: ¿Cuáles son los temas pendientes para el próximo Congreso?

– M.N: Termina la ley del impuesto al cheque, hay un diálogo maduro con las provincias, se vence la ley de emergencia económica, vamos a tener presupuesto nuevo. Hay que ver cómo bajamos impuestos sin que signifique una baja en la recaudación y cómo hacemos con el déficit.

Compartir